Serie: Un museo envuelto para regalo


Comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias Joaquín. Pasé por el lugar una tarde y a la mañana siguiente madrugué para hacer las fotos mientras amanecía para capturar el regalo sin gente de por medio. A eso de las nueve ya comienza a pasear y a hacer cola el personal para visitar el museo. Un abrazo

      Eliminar
  2. Lamentablemente no todos saben apreciar regalos de esta calidad.
    Enhorabuena por la foto, madrugador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Madruguçe para evitar que las personas que suelen hacer cola para entrar al museo me estropeasen la idea que quería transmitir de lugar ahora que está tapado por esos plásticos. Un abrazo

      Eliminar
  3. Me ha recordado a aquel artista, de cuyo nombre no me acuerdo, que se dedicaba envolver edificios. Bonita fotografía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, yo tampoco recuerdo su nombre, pero me gustó la idea cuando vi aquellos edificios enormes envueltos con telas y ahora al recordarlo viendo como está el Museo del Prado, me pareció que podía ser una oportunidad. Un abrazo

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Bill. Es un momento demasiado efímero como para no fotografiarlo y de ese modo eternizarlo. Un abrazo

      Eliminar
    2. Creo que os referiis al búlgaro Christo Vladimirov Javacheff.
      Me encanta la imagen, sabes como sacarle provecho a todo peró sin renunciar nunca a la calidad marca de la casa.
      Un fuerte abrazo Luis

      Eliminar
    3. Gracias Josep. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Muy guapa Luis, además de ser un motivo más que interesante la ejecución de la toma y el procesado son impecables.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas oportunidades se presentan de ver espacios como este ocultos baja esos plásticos que insinúan la realidad de lo escondido pero al tiempo nos impiden verlo. Un abrazo y gracias por comentar

      Eliminar
  6. Muy buena imagen y en esta ocasion excelente el titulo tambien, los museos son lugares que guardan preciosos tesoros que no todo el mundo sabe apreciar , encantado de volver a visitar tu blog, saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte de nuevo por el mundo blogger Jesús. Gracias por comentar.
      La visita a una pinacoteca como el Museo del Prado siempre en un regalo y en esta ocasión a mi me lo pusieron fácil para poner en marcha la imaginación. Un abrazo

      Eliminar
  7. La he visto en grande y se ven mucho mejor los detalles. Una foto digna de museo, como el que has fotografiado.
    Lo de que no haya gente por medio ha sido todo un acierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel. Lo de ampliar las imágenes a mayor tamaño es algo que deberíamos hacer todos. Es verdad que hay detalles que de no ser así se pierden.
      Se trataba de aislar el regalo para que no hubiese distracciones posibles. El arte en todas sus manifestaciones es siempre un regalo y es mejor no perderse ningún detalle ante semejante regalo. Un abrazo

      Eliminar
  8. Bien aprovechada la ocasión, son oportunidades que no siempre se repiten y la fotografía es estupenda entre otras cosas en la nitidez y claridad de los detalles. Para apreciarlos basta con ampliar la foto y disfrutar.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MIguel. La verdad es que transportar el trípode con con la rótula más adecuada para lograr el "no movimiento" en la cámara, es un poco coñazo y pesado, pero al final tiene sus compensaciones en cuanto a nitidez para con las texturas y los detalles. Un abrazo y gracias por comentar. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario