25 feb. 2016

La fotografía como memoria III




Juan Martínez "Patitas" - Cosas de Las Menas
No conocí mucho a mi padre porque tenía sólo 4 años cuando murió en 1918.
Nació el 5 de marzo 1882, hijo de Francisco  y de Maria Encarnación. 
Sus abuelos paternos se llamaban Francisco Martínez y María de la Purificación Cano. En cuanto a sus abuelos maternos eran Manuel Cano Hernández y María Domene Martínez. No se puede ir mas lejos en los antepasados porque creo acordarme de que los registros del estado civil empezaron a ser apuntados por el Ayuntamiento en los años 1875 o 1880.
Antes era la iglesia quien lo hacía, y esos registros fueron quemados en la revolución de 1936.
Así que los datos de los antepasados más arriba son los que aparecen en las partidas de nacimiento de mis padres.
Cuando yo nací, el 9 de octubre 1914, mis padres vivían en la sierra en El Rascador de Las Menas donde tenían un negocio los tres hermanos "Patitas" mi padre, Rogelio el mayor y Emilio el menor. Era una cantina y además hacían comidas para los solteros. Mi madre Ángeles se ocupaba de hacer estas comidas con Isabel, una mujer del pueblo.
Antes de subir a la sierra los tres hermanos eran recoveros, iban con una mula a los cortijos a recoger los huevos, el aceite, etc. e iban a venderlo hasta Granada. 
Mis padres ya estaban casados así que seria por los años 1902-1904.
En todas las familias hay siempre uno que sale más desfavorecido por la suerte. Según me contaron ese fue mi padre y sin recordar asuntos familiares le tocó morirse a los 36 años dejando una viuda con 5 hijos.
Resulta que todos los testimonios dicen que mi padre era el que trabajó más físicamente porque era el más fuerte, el más decidido, el que siempre estuvo en contacto con los obreros que llegaban al coto minero buscando trabajo, mirando de orientarlos y ayudarlos mientras se organizaban.
La gente del pueblo me decía:
-"Donde vayais no os faltará nunca de nada por el bien que tu padre hizo."
Claro, palabras que vuelan y no se cumplen...
Lo que es cierto es que en aquella época Juan Martínez "Patitas" tenía la fama de ser el hombre más fuerte del pueblo y de la sierra.
Me contaron que cuando había peleas en la cantina podía coger cinco hombres y echarlos de la cantina como quería. Como en las películas del oeste venían de otros lugares para desafiarlo pero él siempre ponía orden. También tenía una larga barra de hierro y la lanzaba como una jabalina detrás de la cantina. La gente venia de vez en cuando para superar su marca y cada vez que uno lo conseguía enseguida salía él de la cantina, cogía otra vez la jabalina y la tiraba más lejos.
Se supone que el apodo "Patitas" vendría de que eran mozos fuertes y daban unas zancadas grandes bajando las cuestas y no se quien dijo:
-"¡Mira estos que patitas tienen!"
Bueno, eso es una versión.


9 comentarios:

  1. Qué buena historia Luis la de los "Patitas", estupenda para después ver las fotos y recrearse imaginado la historia.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. Una história entrañable, de esas que cuenta la gente mayor y transmite oralmente a sus hijos. Unas narraciones que perfectamente servirian para escribir un libro o rodar una película de esas en que los sentimientos se imponen a la acción.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar

  3. Me ha encantado la historia y, sobre todo, como la cuentas. Es como un lento discurrir del agua en una pendiente, todo va a su ritmo... y engancha.
    Las fotos... impecables, como buen blanco y negro, y tristes, por lo que supone la desaparición de algo vivo como esun pueblo.

    Un abrazo Luis

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  4. Desoladores paisajes donde la arqueología industrial se asoma para enseñarnos nuestro pasado reciente.
    Ese pasado que, por otra parte, también nos enseñas con la historia que nos cuentas.
    Un abrazo, Luis.
    Qué tengas buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Esplendida historia Luis, tu narración se va imaginando en las magníficas imágenes que nos muestras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una historia dura, como la vida de las gentes de aquellas épocas, supongo que no termina ahí y seguirás contando más cosas de los "patitas", jeje.

    Las fotos, recuerdan ese tiempo tan ingrato para nuestros antepasados.

    Buen finde, Luis.

    ResponderEliminar
  7. your post is very interesting !

    ResponderEliminar
  8. Nice urban landscape photo

    ResponderEliminar
  9. Una impresionante historia. El transcurrir de unos momentos que quedan siempre en el recuerdo de los mayores y que brillantemente has desempolvado y transmitido.
    Las imágenes hablan de su apogeo, del trabajo duro y tristemente en documento y recuerdo vivo con un BN fabuloso.
    Un abrazo, Luis

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.