4 ene. 2017




La fotografía entendida desde un otero diferente.
Mirar otros horizontes.
Nada pretencioso por mi parte.
Tan solo un intento de dejar que seáis vosotros los que les pongáis título a mis fotos.
Si estoy enredado en adentrarme en mi mismo, en la belleza, y en la expresión de un mundo mío y solo mío, pero que pelea por mostrarse, quiero que lo descubráis vosotros mirando e intentando sentir.

Nada pretencioso por mi parte.

9 comentarios:

  1. Miro y siento.

    Me gusta lo que veo.

    No llevar título deja más margen a la lectura e interpretación.

    Un abrazo Luis.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica la iluminación, realza los volúmenes de una manera excelente.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  3. Estupendo juego de luces y sombras, Luis, me gusta ver cómo sigues experimentado e innovando.

    Una buena manera de empezar el año nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Jeje Luis, eso no vale, como no me como el coco yo bastante a veces con ponerle título a las mías, pero te diría que falta lo más importante...
    Muy bonita, me gusta mucho como las luces y sombras definen las formas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Luis, me gusta mucho el ángulo que has elegido para destacar el contraste de luces y sombras. Y el fondo negro le aporta mucha fuerza al maniquí al quedar aislado de su entorno. En cuanto a proponer un título, no se, quizás: "Inteligencia emocional".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La mirada siempre tiene que estar construyéndose. Nutrirse de inquietud para alcanzar la quietud.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta. Pienso como Minimal, sin título, la imaginación tiene más trecho por recorrer.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  8. Amigo Luis: voy a tratar de poner titulo y
    contar una visión sobre tu fotografía.

    FUERA DE TIEMPO
    La desnudez de la figura, pálida, emerge
    de la oscuridad, de la sombras, en una
    ventana interiorizadora frente a un exterior
    apenas desvelado, en una añoranza de
    espacios abiertos, en un choque interior-exterior,
    austeridad-oscuridad. Convirtiendo la imagen en
    un mundo simbólico, onírico. Sombra y luz, blanco
    y negro, de un lado la reflexión, la conciencia la
    racionalidad; del otro el universo de los sueños.
    Donde se ve pero no se posee.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Sensacional ver el paso de la luz y como dibuja sensaciones.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.