14 jul. 2016

De la serie: Antiguo Hospital de la Marina (Los Molinos - Madrid)


2 comentarios:

  1. Este wc al final de las escaleras me ha recordado, irónicamente, a un trono :)

    No debió ser fácil trabajar la luz en estas condiciones, pero el resultado es muy acertado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Decía mi abuelo, con aquella sabiduría de los hombres de antes, «el nombre de los tontos siempre está escrito por las paredes» y aquí, en esta fotografía, queda patente que al abandono y la ruina, en aplicación de la Ley de Murphy sin duda, siempre le pueden caer rebaños de tontos para pintarrajear lo poco que queda en píe.
    Un abrazo.

    Coincido con Oriol, buen trabajo con la luz.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.