3 ene. 2016

Comencemos la reconstrucción de ese TODO que somos



Cambia el mundo con sus luces y sus sombras.

Son diferentes los días, no hay dos lunas iguales, nunca el caudal de un rio serpentea por el mismo cauce, jamás pisamos la misma arena del camino...

Todo se altera a cada hálito, se transforman nuestro cuerpo, nuestra piel, nuestros órganos, para dar paso a cada segundo a formas nunca insinuadas. De ningún modo damos un paso de la misma longitud, jamás somos el mismo ser de un segundo al inmediato siguiente.

Esa es la pura realidad, de ella, deberíamos hacernos conscientes para innovar este universo que habitamos y por el que, tal vez, cabalgamos demasiado a prisa.

 Esto es solo una invitación que hago extensible a mis amigos para que como personas y como fotógrafos  seamos capaces de entender el mundo, de entendernos entre nosotros, para de ese modo poder explicar con luces y sombras este mundo.


14 comentarios:

  1. Es curioso. Aspiramos al todo pero nos negamos a serlo. Aspiramos a lo más alto pero tenemos miedo de las alturas. Caminemos en la cuerda floja. Avancemos hacia ese todo que somos y al que tememos tanto.

    Gracias, Luis. Sigamos.

    ResponderEliminar
  2. Una imagen y unas palabras plenas de intencionalidad...

    Ojala despertemos, amigo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Interesante reflexión sobre el carácter cambiante de cuanto nos rodea, y de nosotros mismos. También en la fotografía, nuestra pasión compartida.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda reflexión y foto para acompañarla.

    Me alegra volver por tu casa y deseo expresarte mi agradecimiento por tu interés durante mi prolongada ausencia.

    Un fuerte abrazo y felicidad en este nuevo año, Luis.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrada y una invitación estimulante pero acompañada de mucha responsabilidad y compromiso!!!

    Hola, amigo mío...ante todo disculparme por mis ausencias, ya nos conocemos y sabes que muchas veces lo urgente no me deja tiempo para lo importante, pero sigo intentándolo...sigo intentando publicar y dejar algunas palabras siempre que puedo...estimulándome con visitas como esta, donde disfruto de cada una de tus imágenes!!!

    Un fuerte abrazo, Luis...y mis mejores deseos de felicidad para ti y los tuyos en este nuevo año que, esperemos, comience la reconstrucción de ese todo que somos!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy acorde tu planteamiento con la doctrina de Heráclito de Éfeso sobre el cambio constante, un proceso de nacimiento y destrucción al que nada escapa. Acepto y agradezco tu invitación y, en ese sentido, trataré al menos de apuntalar mi mundo, como en tu foto, para que no se me caiga encima mientras me pregunto ¿Por qué la naturaleza no me dotaría con la inteligencia del asno?, así por lo menos no tropezaría dos veces en la misma piedra.
    Mis mejores deseos y veamos qué es lo que podemos hacer.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Interesante y acertada reflexión. Tenemos que ser conscientes de cada paso que damos para llegar a nuestro destino, ese que cada día es diferente del otro. No por ir más deprisa se llega antes, hay que pasear, sentir, disfrutar de nuestro entorno, y de paso inmortalizarlo con nuestra cámara. La fotografía nos une, sigamos compartiendo un año más de esta pasión que nos hace más cercanos.
    Un gran abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
  8. Una reflexión que parece tan evidente pero a la vez nada fácil, habrá que seguir intentándolo...
    La foto es estupenda, desde la idea a la ejecución con ese formato que le va de maravilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Bien cierto, Luís... Y tampoco tu blog se salva de ello, y es cada día un poco mejor :)

    Sí, tal vez son reflexiones conocidas, pero no por ello está de más el recordarlas. Y sin embargo, ahí siguen el río y el camino..

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Excelentes palabras para iniciarlo todo.
    Que la reflexión y el dialogo lo presidan todo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Tu imagen, a raíz de tus palabras, me sugiere que a menudo invertimos recursos y esfuerzos para apuntalar lo que algunos consideran historia, elixir de los pueblos, para mantenerlos cohesionados. Creo que en muchas ocasiones deberíamos dejarlos en ruinas, y en su lugar levantar, nuevas arquitecturas que nos cohesionen sin ataduras del pasado, siempre distinto e interesado, dependiendo del historiador de turno.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la invitación, disfrutar el paso a paso... disfrutar ese instante que no vuelve. No correr!.Intentare ponerlo en practica, claro que si!
    Feliz año Luis!! un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Que así sea Luis! Recojo tu invitación. La fotografía le va que ni al pelo. Me encanta.
    Un fuerte abrazo con palmadas y que tengas un excelente año bisiesto :)

    ResponderEliminar
  14. gostei muito deste diálogo entre o passado e o presente, a arte e a industria. Muito bom

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.