Páginas

10 nov. 2015

Dando vueltas a mis pensamientos


10 comentarios:

  1. Jeje, qué buen título, poseemos una máquina perfecta que debemos llevar en perfecto engranaje.

    El encuadre me encanta con las norias contrapuestas.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una magnifica visión de la Noria del Huerto del Francés, un buen lugar para dar vueltas a los pensamientos.
    Como siempre consigues las tonalidades en su justa medida.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  3. Magnifico el modo en que has captado este "artefacto" mecánico... Muy buena captura

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Luis, que tal amigo?
    Pues si, la verdad que un poquito abandonado tengo el blog ya que últimamente ando un poquito liado pero no me olvido de vosotros, jjajaja.
    En cuanto a tu foto, veo que sigues con tus magníficos trabajos en ByN, un conjunto de líneas rectas y curvas plasmado con tu peculiar mirada, otra gran tabajo para tu archivo fotográfico, un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  5. ....en una noria sin fin, buena foto y título Luis
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy bien reflejada la idea, Luis. Contemplar la imagen me recuerda el agobio que uno siente cuendo la mente da vueltas sin parar y no se decide a encontrar una salida, por más que se le abran caminos. Muy buen símil y excelente composición con un b/n impecable, como es habitual. Enhorabuena por el trabajo, es excelente.
    Un abrazo, Luis !!!

    ResponderEliminar
  7. Así estamos, siempre en la misma noria, recorriendo kilómetros en el mismo lugar.

    ResponderEliminar
  8. Extraordinário trabajo Luis. Seguro que tu cerebro funciona con la precisión de esta nória peró a una velocidad bastante superior!.
    Un fuerte abrazo Luis

    ResponderEliminar
  9. Bueno, esto es lo que tenéis los maestros. Yo hubiera caído en el error de ir a por el todo sin darme cuenta que, como aquí se muestra, hay un detalle esencial que es el verdaderamente importante.

    En todo caso, a los pensamientos no les viene bien el movimiento de la noria. Hay que buscarles salida o se convierten en obsesión.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar