3 sept. 2015

Tiempo pasado


11 comentarios:

  1. Nada es para siempre... Muy bonita Luis :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya, Luis, lo que puedes conseguir con un diafragma de cinco palas y tu ojo maestro, que ve como pocos! No sabes cuánto me gustan esos desenfoques selectivos cuando se realizan temas sencillos y con un trabajo de elegancia sublime. A lo justo, no llega nada y tú nos lo ofreces continuamente. Gracias por tus regalos. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente composición inmortalizando lo que queda de lo que fue, con un BN y un enfoque muy cuidado.
    Enhorabuena.
    Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar
  4. Dulce. Melancólica. Intensa. Hoy sobran las palabras.

    ResponderEliminar
  5. y su belleza en el presente...

    cariños!

    ResponderEliminar
  6. El detalle del primer plano es tremendo, peró el bokeh es brutal, y todo sin perder elegáncia.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  7. Esta fotografía es de mis favoritas Luis...de las que no hace falta explicar porqué....
    Es perfecta.
    Un abrazo:)

    ResponderEliminar
  8. Qué buena Luis, encontrando la belleza.....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Una imagen perfecta, poco más se puede añadir.

    ResponderEliminar
  10. He visto fotografías de este tipo de cardo muchas y muy bonitas, pero ninguna que, a la vez, tuviese la originalidad de ésta. Ese cardo perdido, desaparecido, es una perfecta metáfora visual del tiempo pasado.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. La belleza de lo roto, de lo abandonado, con otras formas incluso más elegantes.

    Una foto para enmarcar.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.