26 may. 2016

Retrato


17 comentarios:

  1. Después de tu curso, no lo voy a discutir, ni me atrevo, pero me sorprende, ojos cerrados, modelo casi de perfil, pero centrado, ojos a media altura, en fin, que me parece que has querido romper absolutamente, las normas básicas del retrato. Pero, al final, lo que importa es la sensación que transmite, y es como un desenfado provocativo, muy "a la japonesa".
    Un abrazo, Luís.

    ResponderEliminar
  2. Bonita y exótica modelo, Luis :)

    Imagino que la opción de los ojos cerrados es para transmitir otro tipo de sensaciones y ello, junto al desordenado cabello lo logra.

    Tengo dudas sobre el formato y la composición, pero eso también son cuestiones de gustos personales.

    Un placer disfrutar de estos trabajos, los seguiré de cerca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bonito retrato, en el que supongo has querido destacar el sentimiento de la protagonista por encima de cualquier otra cosa.
    Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar
  4. El BN espectacular.
    La modelo parece estar en otro mundo ;-)
    Qué tengas buen fin de semana, Luis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con el comentario de Ramon... Un resultado precioso, Luis.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa, la modelo y el retrato. La piel una maravilla, desprende luz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo no soy experto en retratos, ya me conoces, pero te digo que me encanta esa expresión con los ojos cerrados, concentrada, como escuchando el sonido de alrededor.

    Muy bonita, Luis.

    Buen finde.

    ResponderEliminar
  8. Con normas y sin normas, este retrato transmite sensaciones Luis, la luz y el contraste del ByN es sensacional.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Creo que tienes aquí un filón por explotar. Ánimo

    ResponderEliminar
  10. Desde luego que no es mi intención polemizar sobre normas. Tampoco creo que haya única verdad y por lo tanto, desde la humildad, asumo lo que tanto Ramón como algún otro amigo han visto en este retrato.
    Desde el primer día que tomé una cámara entre mis manos, al igual que cuando tomo un lápiz entre mis dedos lo único que me interesa es hacer una "lectura del mundo que me rodea tal y como yo lo veo, tal y como lo siento.
    Es verdad que existen las normas (tal vez en el día a día, demasiadas) pero al igual que Eugene Smith, cuando dijo: Yo no escribí las normas, por qué iba a seguirlas (y salvando las enormes distancias)
    yo siempre he pensado que tanto la fotografía como la poesía o la prosa, la música y en definitiva cualquier manifestación del hombre, no puede ceñirse (ENCARCELARSE) bajo un grupo de normas, que están bien y puede que hasta sean necesarias pero, que nunca deben encogernos a la hora de expresarnos.
    Acepto gustoso la crítica y más cuando esta es constructiva como en este caso. Por favor que nadie se sienta en la necesidad de “alabar “mis fotos, por este comentario. Nada más lejos de mi intención. Solo de las críticas se aprende. Gracias a todos y perdón por el tostón.

    ResponderEliminar
  11. Tus retratos resultan fascinantes; éste sin ir más lejos. Espero que esta nueva faceta fotográfica la sigas explotando y podamos seguir difrutando de ellos.
    Un fuerte abrazo Luis

    ResponderEliminar
  12. He estado perdido unos días y al volver observo que estás también de vuelta de tus cursos, concretamente observo que has terminado el de retrato. Si lo que has querido transmitir es la sensación del viento jugando con los cabellos de una mujer mientras susurra en su oído una suave melodía, creeme, lo has conseguido.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho ese gesto despreocupado y ausente de la modelo. Un buen trabajo, Luis, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  14. Solo la suavidad de la luz está a la altura de la suavidad de ese gesto. Y esos dos trazos en la pared del fondo son el contrapunto, las ondas sonoras...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Has sabido leer el alma de la muchacha con el pelo al viento y los ojos cerrados en este caso.Y como dice Chris Orwig, "los mejores retratistas son aquéllos que han descubierto la clave de una vida plena y vibrante"
    Magnífico. Enhorabuena
    Un abrazo.

    ResponderEliminar