29 oct. 2016

25 oct. 2016

Paisajes








Últimamente ando bastante liado.
No me queda mucho tiempo para la fotografía.
Mejor dicho, no me queda mucho tiempo “de calidad” para la fotografía.
Hace tiempo que la cámara no me acompaña en mis idas y venidas.
El motivo es solo uno (aparte estado de ánimo) y tiene que ver con el tiempo, con el curso (académicamente hablando) que acaba de iniciarse en octubre.
Durante los próximos nueve meses (todo un parto) he decidido pasarme al papel. El año del papel que he dado en llamarlo.
Nunca, nunca (se dice pronto) desde que inicié esta etapa fotográfica vía blog, nunca, repito nunca, he positivado una foto en papel.  
Bien pues ha llegado el momento de tomar cartas en el asunto y gracias a algunas oportunidades que se me ofrecen para “por fin” mostrar mi trabajo en alguna sala que otra gracias a la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, he pensado que tal vez reduciendo un poco mi dedicación a “Óptica fija” y otro poco a “Full frame photography”, pueda trabajar estas presentaciones en papel de unas fotos que se podría decir que todavía no han visto nunca la luz colgadas en una pared.
Seguiré subiendo fotos, estando con vosotros, pero tal vez tendréis que perdonarme si no todos los días paso a ver vuestros trabajos.

Gracias a todos y ya os iré contando que tal se va dando esta aventura.


19 oct. 2016

Pensamiento






Trepar, crecer, subir, alcanzar el cielo,
Tal vez, distanciarse, observar desde ese punto en paralelo
para barrer dudas eternas, miedos atávicos,
dolores de ida y vuelta.

Encaramarse, ascender, escalar la cumbre.
Puede que evitar la gleba, la tierra, el surco en lejanía
en un intento por descarnar el hueco oscuro
donde habita la humedad.



18 oct. 2016

Miradas de papel (última) Serie dedicada a mi madre




El papel, como el pan, puede venir a representar lo esencial como conjunto, como mezcla de otras materias primas.
El pan representa mejor quizás, que ningún otro alimento el sustento necesario por antonomasia. También el papel puede alcanzar este grado de necesidad, de tal modo que sobre él contamos nuestras historias, nos comunicamos en aquel tiempo en el que los ordenadores eran una quimera y como ellos, el correo inmediato.   

En esta serie se recogen una serie de trazos sobre papel con los que el artista (no puedo recordar su nombre) nos muestra una serie de miradas que cuando menos no dejan indiferente a nadie y en la que muchos leímos en su momento una especie de tristeza, desamparo y nostalgia, que nos dejaron presos para siempre de esas emociones.

Recientemente me he podido reconocer en estas miradas de papel que un día sentí como mías y que ahora son definitivamente mías.  


Gracias a todos por vuestros comentarios.

17 oct. 2016

16 oct. 2016

14 oct. 2016

13 oct. 2016

11 oct. 2016