13 jul. 2016

De la serie: Antiguo Hospital de la Marina (Los Molinos - Madrid)



     ...Continua

     Lo primero y esencial era tener bien clara que razón palpitaría dentro de este trabajo, cual debía ser el latido que pondría en movimiento la maquinaria.
     
     Y mi corazón sabía de ese latido lejano en el tiempo, pero que gracias esa lejanía ha gozado del silencio necesario, del reposo imprescindible para madurar, y tomar cuerpo, para al final, ser capaz de explicar a los demás y desvelarme a mí mismo, la razón de todo esto.  
     Desde hace tiempo, trato de conocer lo que se podría llamar la primera razón de mi pasión por la fotografía, el punto del que emana esta búsqueda ineludible por comunicar a través de imágenes, de paisajes que no son otra cosa que el mismo devenir de lo cotidiano, de la vida, en definitiva.
     Podéis llamarme rebuscado, podéis pensar en una actitud protagonista, incluso alguno de vosotros, puede que piense que son, que han sido razones intelectuales las que han puesto en marcha todo este periplo de indagación.
     Nada más lejos de la realidad. Lo único que me interesa y mucho, de todo este asunto, no es otra cosa que la más simple, la más sencilla y desde luego la más sincera para con vosotros y para conmigo, de todas las razones que me llevaron un día a ponerme delante de un mostrador y solicitar a un dependiente, una cámara fotográfica.

     Solo de ese modo y desde entonces, tuve claro que un día terminaría por descubrir que era aquello que llevaba tanto tiempo tomando cuerpo en mi interior.

     Continuará...

5 comentarios:

  1. ... y al fondo, esa puerta que irremisiblemente hay que traspasar.
    Me está encantando este trabajo tuyo de estos días.
    Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar
  2. Enfrentarse a la cuestión de lo visible de su significación
    y en esa pesquisa ha comprender que la mirada individual
    es una percepción, ante todo, visual de las apariencias del
    mundo y que la mirada fotográfica es una percepción
    objetivada, no solamente del mundo, sino también de las
    apariencias mismas.
    Imágenes como metáforas visuales en un extremo entre
    realidad y ficción. Las fotografías pueden ser leídas como
    paisajes de ensueño surrealistas, cavilaciones biográficas,
    escenas teatrales….
    Usar la cámara fotográfica no deja de ser un medio de expresión
    de tu interior, de la emoción artística, la búsqueda constante…
    Espléndidas tus fotos y tus palabras.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. La maquinaria, remendada, como el corazón roto del edificio resulta un tanto estremecedora.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Excelente texto. Inquietudes que nacen, fluyen, siguen su curso sin pausa y sin saber muy bien las razones; pero están ahí y perduran a pesar del paso del tiempo.
    La imagen que acompañas me transmite esa misma inquietud, máquinas que parecen no aceptar el estar paradas y esperan ponerse en marcha de nuevo.
    Buen trabajo, Luis !!!
    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que se a que te refieres, Luis.

    ResponderEliminar