17 sept. 2015

Siempre amenazando


15 comentarios:

  1. Imponente y amenazador sin duda.. Me gsuta mucho el tratamiento del blanco y negro... Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Así es Luis; pero qué haríamos sin ellas? jajaja
    Me encanta como la has compuesto!
    Un fuerte abrazo y que tengas un estupendo finde :)

    ResponderEliminar
  3. Magnifica!, y ese cielo amenazador le da un marco tenebroso.
    Te dejo un abrazo Luis, tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Bella escena de arquitectura, con un cielo no menos bello.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Luis impresionante ese cielo, y un encuadre de lujo.
    Luis perdona que no pueda entrar en tú blog con la asiduidad que quisiera.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Si que amenaza ese cielo, si. ¿Al final llovió?

    ResponderEliminar
  7. Este cielo es una pasada!
    Gran composición.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy buena de todo Luis, me encanta la composición.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Esa torre gótica rematada en punta de flecha con tres coronas en alusión a la tiara papal no puede ser otra que la de la Catedral de Toledo. Es tan hermoso este estilo arquitectónico que lo único amenazante de la foto es ese cielo a punto de estallar.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Siempre pero en ese siempre está el nunca: nunca nos han gustado esas sempiternas amenazas.

    ResponderEliminar
  11. Sin duda te refieres a esos nubarrones negros. ;)

    ResponderEliminar
  12. Sin duda te refieres a esos nubarrones negros. ;)

    ResponderEliminar
  13. Una foto muy canónica en su concepción. El cielo ayuda a la vistosidad de la misma.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. ¿Quien amenaza, el cielo o la Iglesia? Jajajajaja

    Muy buena Luis, dura y dramática, el b/n es obligatorio en este caso para darle más carácter, más fuerza.

    Abrazo.

    ResponderEliminar